Compartir

 

Los bloqueos cardiacos (AV) son un retraso en la conducción del nodo AV, así como un fallo intermitente en la conducción de las aurículas a los ventrículos. Estas arritmias se clasifican en primero, segundo o tercer grado; y son causadas por fibrosis del sistema de conducción, daño por enfermedad coronaria, o por medicación como los β bloqueadores o la digoxina. Aprende a continuación a diferenciar los tipos de bloqueo cardíacos en el ECG.

Bloqueo de 1. grado

Intervalo PR prolongado (>0.20 seg), en realidad ya no se considera un bloqueo como tal, y es más adecuado utilizar el término “conducción AV prolongada”. Es más frecuente del nodo AV,  aunque también puede originarse en el sistema Haz de His-Purkinje.

Entre las causas tenemos:

  • Anormalidades estructurales subyacentes del nodo.
  • Aumento del tono vagal que causa una reducción en la tasa de conducción de impulsos.
  • Medicamentos que alteran la conducción (digoxina, beta bloqueadores y bloqueadores de  canales de calcio).
Bloqueo AV de primer grado.
Bloqueo AV de primer grado.

Bloqueo de 2. grado

Presenta una onda P, ocasionalmente no conducida, lo que resulta en un intervalo R-R largo. Existen dos tipos:

Mobitz tipo I o Wenckebach

Es un bloqueo intermitente en el nodo AV, que resulta en una falla de conducción del impulso hacia los ventrículos. Además de un alargamiento progresivo del intervalo PR hasta que la onda P normal no es seguida por un complejo QRS, debido a una falla nodal. Cuando la siguiente onda P alcanza al nodo AV, éste se ha recuperado y puede llevar a cabo una transmisión normal. Y así el patrón se repite constantemente.

Mobitz tipo II

Se produce por debajo del nodo AV, dentro del Haz de His o en ambas ramas. En este bloqueo el nodo AV falla aleatoriamente al transmitir impulsos auriculares. En el ECG las ondas P sí se ven, pero no son seguidas por un complejo QRS. Cuando pasa un impulso a los ventrículos, los intervalos PR son siempre constantes. Los pacientes casi siempre terminan en marcapasos, aunque estén asintomáticos.

Bloqueo AV de alto grado

Forma avanzada del Mobitz tipo II. Es el bloqueo de dos o más ondas P consecutivas con algunos latidos ventriculares conducidos.  En presencia de fibrilación auricular con pausas prolongadas (>5 seg), debe considerarse coexistencia de un bloqueo AV avanzado, en ausencia de medicamentos.

Bloqueo AV variable

Este término se utiliza para describir un tipo de respuesta ventricular al aleteo o taquicardia auricular. Existe más de una onda P, no hay un patrón reproducible en la conducción AV, pero el intervalo PR de las ondas P es constante.

Bloqueo AV de II grado.
Bloqueo AV de II grado.

Bloqueo de 3. grado (o completo)

Es un fallo total del nodo AV para conducir cualquier impulso de las aurículas a los ventrículos. La frecuencia de las aurículas es más rápido que la velocidad del ritmo de escape. Si el bloqueo se encuentra dentro del nodo AV, los complejos QRS suelen ser estrechos; pero si el bloqueo se encuentra dentro de los ventrículos, el QRS se ensancha. Si el nodo SA falla, los impulsos pueden ser iniciados desde un sitio anexo (situado en las aurículas, en el nodo AV, o en los ventrículos). El ritmo resultante “ritmo de escape” normalmente es más lento que los que vienen de más arriba en el sistema de conducción. En este bloqueo hay dos sitios diferentes de estimulación eléctrica: en las aurículas y en los ventrículos. El sitio que gane y estimule a los ventrículos determinará la frecuencia de contracción.

Bloqueo completo de rama derecha del haz de His.
Bloqueo completo de rama derecha del haz de His.

Bloqueo auriculoventricular congénito

Se puede detectar desde la etapa intrauterina o al nacimiento. Se trata de un bloqueo AV completo. La onda P no siempre es seguida por un complejo QRS. Como es asintomático, la mayoría de las veces pasa desapercibido y se detecta años después como una entidad aislada (a menos que el interno haga una buena evaluación perinatal). La mortalidad es más alta en el período neonatal, pero disminuye en la niñez y la adolescencia.

Bloqueo AV paroxístico

Es causado por el potencial de acción con una recuperación incompleta, consecuencia de la hiperreactividad del nodo AV en reflejos vagales. Algunos ejemplos son: después de cirugías, por alteraciones electrolíticas, miocarditis, tumores, enfermedad de Chagas, nódulos reumatoides, estenosis aórtica calcificada, mixedema, procesos infiltrativos (amiloidosis, sarcoidosis, esclerodermia).

Tratamiento… ¿para quién?

La necesidad de tratamiento depende de las consecuencias hemodinámicas de la arritmia, más que de la clasificación en el ECG. El bloqueo de primer grado no produce síntomas, pero puede avanzar a segundo y tercer grado. Un bloqueo AV Tipo I ó de Wenckebach puede ser normal en atletas bien entrenados, relacionado con un aumento del tono vagal en reposo.

En pacientes con un bloqueo de segundo grado proximal al haz de His y sin cardiopatía estructural, el curso es relativamente benigno (excepto en grupos de mayor edad); mientras que en los que tienen enfermedad cardiaca estructural, el pronóstico es malo y se relaciona con enfermedades cardíacas subyacentes. Si la frecuencia ventricular en los grados avanzados es suficientemente baja ( por debajo de 40 latidos por minuto), puede precipitarse insuficiencia cardiaca e hipotensión. La bradicardia extrema puede producir paro cardíaco; en este caso, el tratamiento es mediante la inserción de un marcapasos artificial.

Referencias Bibliográficas

  • Braunwald, E. (2015). Braunwald’s heart disease: A textbook of cardiovascular medicine. (10th ed.). Philadelphia: Saunders/Elsevier.
  • M, Prutkin. ECG tutorial: Atrioventricular block. En: Post TW (Ed), UpToDate, Waltham, MA. (Consultado el 3 de febrero 2015)
  • Rowlands, A., y Sargent, A. (2014). The ECG workbook. London: M&K publishing.
  • Sauer W. (2014) Third degree (complete) atrioventricular block. En: Post TW (Ed), Dia, Waltham, MA. (Consultado el 3 de febrero de 2015.)

Última modificación el martes 1 de noviembre del 2016 a las 14 hrs.