Compartir

La cefalea es uno de los padecimientos más referidos en nuestra práctica clínica. Es además clínicamente poco diagnosticada y tratada a nivel mundial. Según datos de la OMS, un porcentaje muy bajo de las cefaleas es diagnosticado profesionalmente. Repasemos entonces los principales diagnósticos diferenciales, así como la evaluación de urgencia, datos de alarma y síndromes primarios.

Actualízate sobre este tema en tan sólo 4 minutos.

Diagnósticos diferenciales

Antes que nada, debes saber identificar los síndromes primarios: la migraña, cefalea en racimos y la cefalea tensional. Las causas secundarias de la cefalea las podrás recordar fácilmente con la mnemotecnia VOMIT:

Vasculares

Hemorragia subaracnoidea, hematoma subdural, hematoma epidural, hemorragia intraparenquimatosa y la arteritis temporal.

Otras causas

Hipertensión maligna, pseudotumor cerebri, postpunción lumbar, feocromocitoma.

Medicamentos o sustancias de abuso

Nitratos, abstinencia alcohólica, uso crónico o abuso de analgésicos.

Infección

Meningitis, encefalitis, absceso cerebral, sinusitis, herpes zoster y fiebre. Por último, la “T” de VOMIT es para tumor, como probable diagnóstico diferencial de la cefalea.

Evaluación de urgencia de la cefalea

Además de un interrogatorio dirigido y exploración neurológica exhaustiva, debes obtener una TAC de cráneo no contrastada para descartar cualquier tipo de sangrado intracraneal. Sin embargo, sangrados pequeños como la hemorragia subaracnoidea pueden pasar desapercibidos, por lo que puede ser necesaria una punción lumbar.

Datos de alarma

Existen ciertos signos y síntomas que deben despertar una señal de alarma al momento del interrogatorio o la exploración física. Si no los identificas oportunamente, pueden llegar a poner en riesgo la vida de tu paciente. Estos pueden ser un inicio súbito (segundos o minutos) del padecimiento, cefalea señalada como “el peor dolor de cabeza en mi vida”, cefalea de reciente inicio y descrita como nunca antes experimentada (en especial pacientes mayores de 50 años). Por otro lado, presta mucha atención al patrón de la cefalea, en especial a un aumento en la severidad o frecuencia con el tiempo o empeoramiento en decúbito.

Otros datos de alarma son la alteración de la conciencia o cualquier signo o síntoma neurológico focal, así como cefalea de reciente inicio asociada a un gran esfuerzo o traumatismo craneoencefálico. Además, presta especial atención a la cefalea de reciente inicio asociada a fiebre, rigidez de cuello o rash. De igual manera, a la cefalea de reciente inicio en un paciente con VIH o cáncer.

Cefalea tensional

Se desconoce la causa, siendo el dolor muy similar al de la migraña. Por lo general empeora a lo largo del día y es precipitada por ansiedad, depresión o estrés. De hecho, una migraña leve puede ser confundida con facilidad con cefalea tensional y visceversa.

El dolor es referido como constante, punzante, opresivo y abarca toda la cabeza (como una banda ajustada alrededor de la cabeza). Por lo general, el dolor es generalizado pero puede ser más intenso en el cuello o la parte posterior de la cabeza. Se acompaña en ocasiones de dolor muscular en las regiones cervical posterior, temporal y frontal. La rigidez de nuca puede ser marcada.

Para el manejo de la cefalea tensional es importante indagar los factores desencadenantes. Evalúa al paciente para detectar depresión o ansiedad, siendo la reducción del estrés muy importante. Puedes indicar AINEs, acetaminofén o aspirina para el tratamiento de cefalea leve a moderada. En casos severos los medicamentos usados en la migraña están indicados; además de la dificultad frecuente para distinguir entre ambos padecimientos.

Cefalea en racimos

Esta variante es rara, aunque considerada por algunos como una variante de la migraña. Por lo general ocurre en hombres maduros y se divide en episódica (90%) con duración de 2 a 3 meses y remisiones durante meses o años y la crónica (10%) con duración de 1 a 2 años y sin remisión.

Es referida por el paciente como dolor exquisito periorbital y descrita como “detrás del ojo”, siendo casi siempre unilateral. La cefalea en racimos es referida como dolor agudo, punzante, profundo o quemante. Llega a ser tan severo que el paciente comienza con ideación suicida. Se acompaña de lagrimeo ipsilateral, rubor facial, congestión y flujo nasales. Esta variante inicia usualmente pocas horas después de que el paciente se va a dormir y dura de 30 a 90 minutos. Aunque también llega a ocurrir durante el día. Los ataques suceden durante la noche por 2 a 3 meses y después desaparecen. Las remisiones pueden durar varios meses o hasta años. Esta cefalea empeora con el consumo de alcohol y el sueño.

El manejo de los ataques agudos son mediante sumatriptán y O2 como primera línea de tratamiento. El sumatriptán es un agonista de los receptores de la 5-hidroxitriptamina tipo 5HT 1B y 1D. Estos receptores se encuentran situados en los vasos sanguíneos cerebrales y se estimulan de forma natural en respuesta a la serotonina, lo que ocasiona vasoconstricción. De todos los tipos de cefaleas, esta variante es la que tiene mayor respuesta al tratamiento profiláctico, cuya primera elección es el verapamilo. Las alternativas son la ergotamina, metisergida, litio y prednisona. Estos medicamentos resuelven o al menos mejoran sustancialmente el número de ataques en un lapso de una semana.

Referencias Bibliográficas

The International Classification of Headache Disorders, 3rd edition (beta version). Cephalalgia. 2013;33(9):629-808.

EA MacGregor, TJ Steiner, PTG Davies. Guidelines for All Healthcare Professionals in the Diagnosis and Management of Migraine, Tension-Type, Cluster and Medication-Overuse Headache. British Association for the Study of Headache. 3. Ed. 2010.

George J. Francis, BSc Werner J. Becker, MD Tamara M. Pringsheim, MD. Acute and preventive pharmacologic treatment of cluster headache. Neurology. 2010;75:463–473.

Barry L. Hainer, MD., Eric M. Matheson, MD., Approach to Acute Headache in Adults. Am Fam Physician. 2013;87(10):682-687.

Última Modificación: Lunes 9 de Enero del 2017 a las 9 hrs.