Compartir

El corazón contiene miocitos especializados que forman el sistema de conducción eléctrica. Los impulsos generados producen la contracción del miocardio y son los que se registran en los monitores cardíacos y el electrocardiograma.

Normalmente, el impulso eléctrico inicia en el nodo sinoauricular (SA), que está situado en la aurícula derecha cerca de la entrada de la vena cava. El impulso luego se propaga a través de las aurículas al nodo auriculoventricular (AV), que se encuentra en la pared de la aurícula derecha por encima de la válvula tricúspide. A continuación, llega a los ventrículos pasando a través del haz de His y en las ramas del haz. Las ramas del haz izquierda y derecha, que se extienden a lo largo del tabique interventricular, llevan a cabo el impulso al miocardio ventricular para hacer que se contraiga. La primera parte de los ventrículos en ser activada es el tabique, seguida por el endocardio y  a continuación el epicardio.

  • La onda P representa la propagación del impulso desde el nodo SA a través de las aurículas.
  • El intervalo PR representa el tiempo necesario para que el impulso se extienda sobre la aurícula y a través del nodo AV, donde el impulso se detiene por un corto tiempo.
  • El complejo QRS representa la propagación del impulso a través de los ventrículos (despolarización ventricular).
  • La onda T representa repolarización ventricular

Si un impulso viaja a través del sistema de conducción, y es iniciado desde el nodo SA, en la forma descrita anteriormente, el ritmo se describe como un ritmo sinusal.

Referencias

  • Hampton, J. (2008).  In The ECG made easy (7th ed.). Edinburgh: Elsevier/Churchill Livingstone.
  • Dubin, D. (2007). In Dubin interpretación de ECG: Método clásico del Dr. Dubin para entender los mensajes eléctricos del corazón. Fort Myers, Fla.: Cover.
  • Salazar, G., & Bar, L. (2007). In Manual de electrocardiografía y electroencefalografía (1a ed.). México: : Manual Moderno.