Educación médica continua

El Botiquín: médico de guardia

Para muchos el internado es el año más emocionante de la carrera, pues es el primero donde tienes una responsabilidad verdadera  y el conocimiento suficiente para hacerte cargo de los pacientes, para otros es un martirio por uno o varios motivos; pero en lo que todos concordamos es que es un año que nunca olvidarás, especialmente, porque perderás (o te robarán) en promedio una pluma diaria.

17 cosas que no pueden faltar en tu bata

A continuación la indumentaria básica que, como interno/pre-interno, debes traer contigo en todo momento durante tu estancia en el hospital.

  • Bata: todo médico necesita una buena bata blanca y planchada, puede ser de laboratorista hasta las rodillas o de dentista a la cintura, lo importante es que te proteja de fluidos, punzo-cortantes y que seas reconocido como médico.
  • Gafete oficial: no solo sirve para que los familiares se acuerden de tu nombre si se te olvida hacer una curación o un pendiente, sino que te identifica como personal del hospital y te permite moverte dentro del mismo con facilidad.
  • Tabla: esta será tu mejor amiga durante el internado, y también tu escritorio durante los pases de visita, no solo te permite apoyarte sin tener que acercarte a una mesa, sino que gracias a su pinza, te permite guardar una cantidad considerable de papelería sobre ella para fácil acceso.
  • Papelería: se refiere a las recetas, órdenes de laboratorio, hojas para notas, hojas blancas, etcetera. Las debes traer ordenadas sobre tu tabla en todo momento para no perder tiempo buscándolas.
  • Papel pasante: es indispensable traer al menos 2 en la tabla ya que tienden a desaparecer espontáneamente y muchas de las órdenes de laboratorio y recetas van con copia.
  • Lámpara de exploración: idealmente tiene el tamaño de una pluma para la bolsa superior de la bata, y es una herramienta invaluable que te servirá para valorar principalmente boca, faringe, nariz y reflejos pupilares.
  • Muchas plumas: procura siempre tener al menos 2 o 3 en la bata ya que en el internado les salen patitas (y alas) y tienden a cambiar de dueño increíblemente rápido.
  • Corrector: el mejor amigo del interno distraído, ya que te permite borrar de manera más estética que el clásico rayar encima de los errores.
  • Estetoscopio: es el símbolo más característico del gremio, te servirá para escuchar el corazón y pulmones. Procura traerlo al cuello siempre y guardarlo en alguna de las bolsas de la bata si vas a dar RCP , cuídalo mucho y no lo prestes ya que también tienen alitas y son costosos.
  • Guantes estériles: Siempre trae contigo uno o dos pares de guantes estériles en la bolsa del pantalón, así no te estorbaran cada que metas la mano a la bata a buscar otra cosa, y si necesitas dar RCP estarán siempre a la mano.
  • Cinta testigo: es una cinta beige parecida en apariencia a la cinta masking, que posee unas franjas transversales que cambian de color al ser sometida al calor, con ella puedes pegar hojas en el expediente (p.ej., resultados de exámenes de laboratorio), dejar recados, rotular radiografías o tubos/contenedores de muestras, etc.
  • Reloj de muñeca con segundero: es indispensable al dar RCP, pues no solo te ahorra el tiempo de desbloquear el celular y buscar el cronómetro que nunca usaste, sino que te permite calcular la FC de manera más precisa.
  • Libreta de notas: el interno promedio pierde (por causas naturales o fauna del hospital) al menos una o dos tablas por año, por ello es mejor anotar los pendientes, recados y tareas en una pequeña libreta que puedas llevar contigo a donde vayas.
  • Acordeones: si eres precavido, o muy estudioso y haces tablas para todo (o has impreso mediscripts de nuestra página como los principales hallazgos de la exploracion cardiológica), el internado es el momento ideal para hacer el mejor uso de ellas, y el lugar más adecuado para llevarlas es el portagafete.
  • Pañuelos: estando en un hospital lleno de personas enfermas, es casi seguro que los necesitarás eventualmente, más en los servicios de pediatría (donde 9/10 pacientes no se tapan la boca al toser o estornudar) y medicina interna (donde 9/10 pacientes tienen microorganismos que donar a tu colección).
  • Gel antibacterial: viene en envases de diversos tamaños y colores, te recomendamos llevar siempre uno, ya que nunca sabes cuando escasearán el agua o jabón para lavarte las manos, especialmente al ir de paciente en paciente y antes de comer.
  • Chicles o dulces: son especialmente útiles si tienes una puntuación alta en la escala de Epworth, impedirán que pases hipoglucemias aún cuando no puedas ir a comer a tus horas, y también te servirán para mantenerte más despierto durante las guardias.

¡Carga hasta la cuchara!

La siguiente es una lista de las cosas que no debes dejar de llevar en tu mochila, bolso, “cangurera”, “riñonera” o “mariconera” ya que no es tan indispensable tenerlas a la mano siempre (como los objetos de la lista anterior) o son demasiado grandes para traerlas consigo todo el tiempo, pero igual las vas a estar necesitando muy a menudo todo el año.

  • Botella de agua: excelente para evitar la deshidratación, y para ahorrarse un poco de dinero si hay garrafones donde rellenarla en el hospital.
  • Tenedor / cuchara: en ocasiones estarás muy ocupado con alguna curación o procedimiento que te impedirá ser el primero en llegar al comedor, si llevas tus propios cubiertos no tendrás que preocuparte de que cuando llegues a servirte se hayan acabado los cubiertos limpios.
  • Tablet / laptop: no existe mejor herramienta a la hora de hacer notas, especialmente si no eres muy rápido escribiendo a mano o necesitas hacer notas de evolución (en masa) antes de un pase de visita inminente.
  • Tijeras: te pueden salvar de tener que abrir con los dientes la bolsa de guantes que lleva mínimo 2 horas recolectando microorganismos en el piso de medicina interna, en la caja donde todos tus compañeros y las enfermeras del piso han metido las manos probablemente sin lavárselas.
  • Estuche de diagnóstico: es indispensable si tienes que hacer una exploración física completa de tu paciente, pero a menos que sea “pocket” o de “bolsillo” está mejor guardado en tu bolsa con cierre (o con candado) mientras no estés haciendo uso de él, ya que también son costosos y tienden a olvidarse/perderse fácilmente.
  • Barras energéticas: como complemento a los chicles y dulces, y también en caso de que te pierdas una comida o colación por estar en cirugía. Pero no abuses, pues tienen mucho más calorías que la comida normal, y sin tiempo para ir al gimnasio en todo un año… el día de la foto de graduación te arrepentirás.

Cada servicio es distinto

Los siguientes son objetos que resultan muy útiles en determinados servicios, pero traerlos todo el año es algo innecesario pues dejan de ser útiles al cambiar de servicio.

Pediatría

¡Publicaciones relacionadas con este tema!
1 De 2
  • Calculadora: es la mejor amiga del pediatra, quien generalmente la porta al cuello junto al estetoscopio, si estas rotando o vas a rotar en pediatría mejor consigue una, pues todo allí es calculado por peso.

Cirugía y Ginecología-Obstetricia

  • Gorro, botas quirúrgicas y cubrebocas: los mejores amigos del especialista quirúrgico, si estas en estos servicios, procura siempre cargar al menos un juego de estos desechables contigo todo el tiempo, nunca sabes cuándo llegará algún paciente grave que necesite cirugía urgente.
  • Hojas de bisturí: las mejores amigas del interno de cirugía, las necesitarás en los pases de visita para quitar puntos, drenes y sondas a los pacientes que se vayan de alta.
  • Gasas: es conveniente tener una reserva de gasas personal, pues tienden a escasear por temporadas, y son indispensables para hacer curaciones y apósitos.
  • Muchos guantes: son los mejores amigos del gineco-obstetra, si estás en tococirugía procura tener a la mano todos los que puedas ya que tienden a escasear, y adminístralos bien ya que estarás haciendo tactos día y noche.
  • Bata y traje quirúrgico extra: especialmente útiles en tococirugía y urgencias, pues estas prendas tienen un magnetismo especial por la sangre (y el líquido amniótico).

Medicina interna

  • Pulsioxímetro: el segundo mejor amigo del internista (el primero siendo Harrison’s o Cecil’s). Sirve para valorar la PO2 del paciente, los valores normales están por encima de 95%.

Urgencias

¿Doctor, tomó las muestras?

En muchos hospitales (principalmente hospitales escuela y hospitales de la S.S.A. en México) es responsabilidad del interno tomar todas las muestras para estudios de laboratorio, si es tu caso, te recomendamos siempre llevar:

  • Torniquete: lo aprietas sobre el brazo unos segundos, luego lo liberas y esperas la hiperemia reactiva que ocurre un par de segundos después, lo vuelves a apretar y voilà (vualá) las venas están llenas y listas para puncionarse.
  • Algodonera / torundera: como su nombre indica sirve para llevar torundas a todos lados, con lo que podrás desinfectar las zonas a puncionar sin andar buscando torundas ajenas, solo recuerda exprimirlas fuera del recipiente porque si no, lo contaminas.
  • Material para muestras: incluye tanto las agujas, jeringas y abatelenguas que sirven para extraerlas, como los frascos para orina, heces y tubos de diversos colores en que se depositan (si quieres saber para qué es cada uno revisa la curiosa historia del señor de las muestras y la comunidad de los tubos.

Hemos llegado al final de esta lista, ¿qué te ha parecido?, ¿ya estás considerando comprar cajas de plumas?, ¿entendiste el (mal) chiste de la escala de Epworth?, ¿tienes alguna otra sugerencia? te invitamos a compartirla con tus compañeros y conocidos, a comentar tus experiencias para enriquecerla, y con ello ayudar para que a nadie le falte nada durante su guardia.

 Referencias

  • Murtagh A. M., John. (2013). Murtagh’s practice tips. 6a ed. Australia. McGraw Hill.
  • Valente A., Benjamín, et al. (2012). Manual del médico interno de pregrado. México. Sistemas Inter.

[lastupdated]

Loading...