En esta ocasión revisaremos los diferentes tipos de estudios epidemiológicos que se emplean en investigación médica. Es de importancia comprenderlos y saber qué información obtendremos de ellos para así actualizar nuestro conocimiento y fortalecer nuestra práctica clínica. 

Actualízate sobre este tema en tan sólo 12 minutos.

Los tipos de estudios epidemiológicos se clasifican de manera general en dos grandes grupos, los de observación y los de experimentación.

Estudios Epidemiológicos Observacionales

En este tipo de estudios se deja que la naturaleza siga su curso: el investigador mide, pero no interviene. Los observacionales pueden ser de dos tipos: descriptivos y analíticos.

Estudios descriptivos

Se limitan a la descripción de la frecuencia de una enfermedad en una población específica. Siendo su objetivo describir características y frecuencia de una enfermedad en función de la persona, el lugar, el tiempo y su tendencia, y con ello servir de base para un estudio analítico.

Estudios ecológicos

Los estudios ecológicos, son aquellos donde las unidades de análisis no son individuos, sino conglomerados como poblaciones o ciudades. Todos tienen en común exposición a algún factor en particular, sin contar las variables de cada individuo. Este estudio es útil cuando no es posible llevar uno individual de algún evento en particular.

En el 2003 Molina & et al, describieron un estudio donde analizaron a 29 colonias del municipio de Marianao, provincia de la Habana. La idea principal fue caracterizar la incidencia de tuberculosis en un periodo de 5 años. Teniendo como objetivo identificar el patrón de distribución, la incidencia en el territorio estudiado y determinar si había una relación con los factores ambientales y socioeconómicos donde se presenta.

En este ejemplo observamos que se estudia a las poblaciones, siendo característica del estudio ecológico; además de que cada colonia está expuesta a factores en este caso ambientales, sociales y económicos.

Serie de casos clínicos

Estos describen características de una enfermedad, teniendo como objeto de estudio un grupo de enfermos. Son estudios longitudinales que  contienen información adquirida a lo largo del tiempo.

Penado & et al. en 2001 publicaron un estudio donde la finalidad era analizar y describir las características clínicas, evolución y tratamiento del Absceso de Psoas (AP). Se realizó de manera retrospectiva tomando 23 casos diagnosticados con AP en un lapso de 8 años (1992-2000) en un hospital de tercer nivel.

La serie de casos clínicos tiene como característica principal describir la evolución de una enfermedad, pero solo tomando individuos que están enfermos. Observamos que la finalidad en el estudio era describir la evolución el absceso de psoas y para ello se tomaron 23 casos ya diagnosticados.

Estudios transversales o de prevalencia

Son estudios que analizan la relación entre enfermedad y factores de riesgo (variables), que luego será verificada en un estudio analítico. Se llama de esta forma ya que estudia a la enfermedad y sus características simultáneamente simulando un corte.

Como ventajas se trata de un estudio sin problemas éticos, corta duración, bajo costo, y fácil reproducibilidad. Por el contrario, no es útil para enfermedades raras, y no sirve para comprobar una hipótesis de causalidad.

Por ejemplo, Navone & et al (2017), realizaron un estudio teniendo como objetivo determinar la distribución de las enteroparasitosis en niños de nueve provincias representativas de la población infantil de Argentina (Buenos Aires, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Mendoza, Misiones y Salta). De los cuales se procesaron muestras seriadas fecales y de escobillado anal mediantes técnicas de concentración, analizándolo por sexo, intervalo de edad y provincia.

En este caso toman como principal hipótesis a estudiar si la enteroparasitosis tiene relación con la distribución geográfica de los niños en Argentina. Aunado a que los factores socioeconómicos de las nueve provincias elegidas son diferentes. La finalidad era identificar estos factores y relacionarlos con el porcentaje de incidencia. Con esto vemos que cumple con la idea principal del estudio transversal.

Estudios Epidemiológicos Experimentales

Estos estudios implican un intento de cambiar una determinante de la enfermedad; como una exposición, conducta, o frenar el progreso de la enfermedad. Sin embargo, están sujetos a limitaciones, ya que la salud de las personas del grupo de estudio puede correr peligro.

Estudios analíticos

Va más allá y analiza las relaciones entre el estado de salud, factores de riesgo y la enfermedad. Estos estudios se pueden clasificar tanto en experimentales como observacionales.

Estudios analíticos experimentales

Son aquellos estudios donde el investigador asigna el factor de estudio, ya sea vacuna, medicamento, etc. Además, indica cuánto tiempo, cuándo, cuánta dosis, etc. Se debe cumplir un condicionante que es la aleatorización de la muestra, a modo que los participantes pertenezcan al azar a uno u otro grupo.

No dejes de leer:  Medidas epidemiológicas de frecuencia, asociación e impacto.

Representan un problema ético y por lo tanto es un punto de discusión interminable. Resulta inapropiado exponer individuos a factores que sabemos tienen una alta probabilidad de ocasionar daños de salud.

Como ventaja valoran de mejor manera la utilidad de una intervención, dándonos información relevante sobre evidencia causal. De esta manera se tiene un mejor control de cualquier efecto que no sea el deseado. Con ellos nos referimos a los ensayos clínicos aleatorios y los de campo.

Ensayo clínico aleatorio

Estudio que permite al investigador determinar si un nuevo tratamiento contribuirá a tratar una enfermedad. Es por mucho el estudio más frecuente, ya que la asignación aleatorizada del factor de estudio sobre un individuo es el mejor para demostrar causalidad y eficacia.

Valencia & et al. en el 2014 hicieron un estudio con la aprobación del comité de ética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia. El objetivo era evaluar la eficacia entre Solución Salina (SS) y Agua de Mar (AM) como tratamiento a la sintomatología de la rinitis alérgica. En él se conformaron dos grupos de estudio, uno llevaba como tratamiento SS isotónica, y el otro grupo AM. Las evaluaciones clínicas las conformaron dos neumólogas pediatras y un antropometrista acreditado.

Para fines prácticos, el estudio contrasta un tratamiento ya establecido para la rinitis alérgica con otro que se pone a prueba y ver si existe mayor eficacia en el manejo de la sintomatología.

Ensayo de campo

En este tipo de estudio se valora la eficacia de medidas preventivas, con la desventaja que son más caros y se requiere un gran número de individuos para estudiar. Se diferencia de  un estudio clínico aleatorio principalmente por  el manejo de pacientes sanos y por  evaluar la eficacia de una medida preventiva y no curativa.

Por ejemplo, Tuells & et al (2009) publicaron un estudio en el cual el objetivo era conocer la situación de la Cadena de Frío Vacunal (CFV) para identificar sus puntos críticos y situaciones de riesgo. Ello con el fin de contribuir a la mejora de este sistema y mantener las inmunizaciones en un estado óptimo para su administración.

Se llevó a cabo en 3 fases; la primera fue realizada para determinar las condiciones de aprovisionamiento y transporte de vacunas. La segunda constó en conocer las condiciones de conservación y almacenamiento de las vacunas. Y la tercera fue capacitar al personal implicado directamente en cada una de las fases investigadas.

En este estudio se tiene doble ganancia, la primera es que pudieron identificar en qué parte de toda esa cadena había problema en el manejo de las vacunas. La segunda es poder llevar a cabo medidas para mejorar el proceso y con ello tener mejor manejo de las vacunas.

Estudios analíticos cuasi-experimentales

Son estudios que se diferencian de los experimentales puros en que no hay asignación al azar del factor estudiado.

Ensayo comunitario de intervención

Es una variedad más de un  ensayo de campo y sigue el mismo marco de condicionantes: se trabaja con individuos sanos, valora la eficacia de un método preventivo y lo único que lo diferencia de este último es que no se utiliza la aleatorización.

Por ejemplo, Sánchez y Sence en 2012 realizaron un estudio cuyo objetivo era medir la incidencia de caries dental en preescolares (3-4 años) pertenecientes a un programa gubernamental de salud bucal. Fueron 2 grupos los cuales se conformaron con criterios de exclusión, el grupo de estudio (preescolares dentro del programa) y el grupo control (preescolares fuera del programa).

Elegimos este ejemplo ya que básicamente cumple con la característica principal de no utilizar la aleatorización y poner un método preventivo en estudio. Esperando ver si este realmente nos dará beneficios.

Ensayos antes-después

En este tipo de estudios, como su nombre lo dice, se valora la eficacia de un tratamiento; comparando el beneficio o perjuicio recibido después de la administración del factor en estudio contra el estado basal.

En 2015 Lee & et al, realizaron un estudio con la finalidad de cuantificar la cantidad y especies de levaduras del género Candida asociadas a la estomatitis protésica, antes y después del tratamiento rehabilitador.

No dejes de leer:  Mediscript: Tipos de Hepatitis

Elegimos este ejemplo porque representa la esencia del tipo de ensayo, que es describir el estado de un individuo antes de una acción y después de ella para así determinar su eficacia.

Estudios controlados no aleatorios

Estos se realizan cuando la característica aleatoria no representa una ventaja, o no es posible llevar a cabo el estudio de esa manera.

Por ejemplo, Cho & et al en 2015 realizaron un estudio con el objetivo de demostrar que una rutina de yoga por 12 semanas reducía el estrés, dolor y los factores de inflamación en pacientes premenopáusicas con lumbalgia crónica. Las participantes se seleccionaron minuciosamente por medio de criterios de inclusión para cada grupo.

En este ejemplo puedes ver que los autores tomaron un padecimiento con múltiples variables debido al estilo de vida y cuidados que lleva cada paciente. No pudieron seleccionar una población en general por lo que agregaron criterios de inclusión para tener un grupo selecto de pacientes. Así se pudo dar tratamiento dirigido a cada grupo seleccionado. Como puedes ver, es algo un poco complejo pero cumple con la característica principal de este estudio que es que el investigador tiene la ventaja de dirigir el estudio al objetivo que desea demostrar.

Estudios analíticos observacionales

Hemos llegado a un tipo de estudio el cual es 100% observacional, pero complementado con análisis . Ello le da un enfoque más profundo, con mayor impacto y con resultados confiables, teniendo dos de los tipos de estudios más usados que son el de cohortes y el  de casos y controles.

Estudios de cohortes

Como sabrás este es uno de los estudios más utilizados. Se plantea una hipótesis, se estudia en 2 grupos, al primero se expone a un factor (Cohorte expuesto), y el otro grupo no (Cohorte no expuesto). Entonces es cuando se hace la comparación y se analiza si la hipótesis fue correcta.

Martínez & et al en 2010 publicaron un artículo cuyo objetivo fue examinar la asociación entre la ingesta de ácidos grasos y la incidencia de cataratas. Se conformó el grupo de estudio con 12,308 participantes y se hizo un seguimiento por 6 años. Se les aplicó un cuestionario para ver la frecuencia y tipo de consumo de alimento y determinar quienes tuvieron un mayor consumo de ácidos grasos. Una vez identificados se hizo la relación entre la incidencia y la etiología.

En el ejemplo se tomó un muestra extensa para ver las personas que contaban con los criterios de inclusión para el estudio. De esta manera se les pudo dar seguimiento y hacer la comparación entre ese grupo y el resto. Con ello se cumple el criterio principal de este tipo de estudio de tener dos grupos, uno expuesto a ácidos grasos y el otro que no los consume y buscar la incidencia de cataratas entre ambos.

Como inconvenientes, nos topamos con alto costo y que no se puede aplicar a enfermedades raras. Por último, este estudio no contribuye a determinar una probable multicausalidad de la enfermedad.

Estudios de cohortes históricos (Retrospectivos)

Es aquel estudio en el cual el investigador toma cohortes expuestos y no expuestos, pero partiendo de un  punto en el  pasado. Evalúa  solamente la evolución de ambos grupos por medio de historias clínicas, notas de evolución y registros de los pacientes estudiados.

En 2017 Masson & et al. describieron la mortalidad en pacientes con Psoriasis y determinaron la prevalencia de factores de riesgo cardiovasculares. Esto en comparación con otro grupo control del mismo hospital en el lapso de 2010-2015 y partiendo de una base de datos (historia clínica electrónica).

Es un estudio de cohorte con información recabada de historias clínicas y notas de evolución. Podemos ver que contrasta dos grupos con el fin de obtener los factores de riesgo cardiovasculares y con ellos ver la tasa de mortalidad relacionada en estos pacientes.

Estudio de casos y controles

Principalmente conformado por 2 grupos; el primero con individuos enfermos (casos), y el otro con individuos sanos (controles). En ambos se va a estudiar la exposición a distintos factores de riesgo. Ello da como resultado un estudio en el que se parte de la enfermedad y se dirige hacia las causas. Como ventajas se tiene que es de bajo costo, corta duración, ideal para estudio de enfermedades raras y deducimos si una enfermedad tiene origen multicausal.

Como ejemplo, Carratalá & et al. en 2005 analizaron si la lactancia materna (LM) se asociaba a una mayor protección de infecciones respiratorias (IR) y digestivas (ID) en niños de 0 – 12 meses. Para ello se conformaron 2 grupos; el primero con 48 pacientes, siendo niños con 3 o más episodios de IR o ID en el primer año de vida.

No dejes de leer:  Podcast #06: ¿La medicina basada en evidencias está en crisis?

El segundo grupo estaba conformado por 96 pacientes e incluía niños con menos de 3 episodios en ese mismo primer año. Se consideraron como expuestos a niños con más de 3 meses de LM y como no expuestos a los que habían recibido menos de 3 meses de LM. En el ejemplo observamos que cumple con el criterio principal: tener dos grupos. Uno, de casos, y otro de controles.

Con esto finalizamos esta breve revisión. Esperamos te haya servido para una mejor comprensión del tema y así mantenerte actualizado con mayor facilidad.

Referencias Bibliográficas

Fernández S., P. (2001). Tipos de estudios epidemiológicos. Fisterra, pp 1-9. Consultado el 12 de Septiembre del 2017. 

Franco Monsreal, J., Lara Zaragoza, E. B., Villa Ruano, N., Ramón Canul , L. G., Cardeña Bozziere, I. M., Flores Primo, A., et al (2011). Los Estudios Epidemiológicos. Temas de ciencia y tecnología – Universidad de la Sierra Sur, 15(45), 51-58. Consultado el 12 de Septiembre del 2017.

Manterola, C., & Otzen, T. (2014). Estudios observacionales. los diseños utilizados con mayor frecuencia en investigación clínica. Int. J. Morphol., 32(2):634-645. Consultado el 12 de Septiembre del 2017.

Molina Serpa, I., López Pardo , C., & Alonso Hernández, R. (2003). Un estudio ecológico sobre tuberculosis en un municipio de Cuba. Cad. Saúde Pública, 19(5), 1305-1312. Consultado el 14 de Septiembre del 2017.

Penado, S., Espina, B., & Campo, J. (30 de 01 de 2001). Absceso de psoas. Descripción de una serie de 23 casos. Enferm Infecc Microbiol Clin., 19(6), 257-260. Consultado el 15 de Septiembre del 2017.

Navone, G., Zonta, M., Cociancic, P., Garraza , M., Gamboa, M., Giambelluca, L., . . . Oyhenart, E. (2017). Estudio transversal de las parasitosis intestinales en poblaciones infantiles de Argentina. Rev Panam Salud Pública, 41(24), 1-9. Consultado el 15 de Septiembre del 2017.

Tuells, J., Roda Ramón, J., Ortuño Ibáñez, V., Gili Nicolau, M., Brufao García, M., & Llatas Escrig, D. (2009). El primer ensayo de campo sobre cadena de frío vacunal en España (Alicante, 1986-1988). ElSevier, 10(2), 42-48. Consultado el 15 de Septiembre del 2017.

Valencia Chávez, M., Soler Terranova, W., Rosique García, J., & Morales Múnera, O. (2014). Eficiencia del tratamiento de la rinitis alérgica con agua de mar mediante ensayo clínico aleatorizado. Medicina Social, 9(2), 70-80. Consultado el 15 de Septiembre del 2017.

Lee Muñoz, X., Cajas Cajas, N., Gómez Carranza, L., Vergara Núñez, C., Ivankovic Silva, M., & Astorga Bustamante, E. (2015). Ocurrencia de levaduras del género Candida y estomatitis protésica antes y después del tratamiento rehabilitador basado en prótesis removible. Rev Clin Periodoncia Implantol Rehabil Oral, 8(1), 31-37. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Sánchez Huamán, Y., & Sence Campos, R. (2012). Ensayo comunitario de intervención: incidencia de caries en preescolares de un programa educativo preventivo en salud bucal. Revista Estomatológica Herediana, 22(1), 3-15. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Carratalá Munuera, M. C., Gascón Pérez, E., & Raga Ortega, M. (2005). ¿Es la lactancia materna un factor de protección ante los procesos infecciosos? Estudio de casos y controles. Aten Primaria., 35(3), 140-145. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Cho, H., Moon, W., & Kim, J. (2015). Effects of yoga on stress and inflammatory factors in patients with chronic low back pain: A non-randomized controlled study. European Journal of Integrative Medicine, 7, 118-123. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Martínez Lapiscina, E. H., Martínez González, M. Á., Guillén Grima, F., Olmo Jiménez, N., Zarranz Ventura, J., & Moreno Montañés, J. (2010). Consumo de ácidos grasos e incidencia de cataratas: estudio de la cohorte: Seguimiento Universidad de Navarra. Medicina Clínica, 134(5), 194-201. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Masson, W., Rossi, E., Galimberti, M., Krauss, J., Navarro Estrada, J., Galimberti, R., & Cagide, A. (2017). Mortalidad en pacientes con psoriasis. Análisis de una cohorte retrospectiva. Medicina Clínica, 1-6. Consultado el 18 de Septiembre del 2017.

Última Modificación: Miércoles 20 de Septiembre del 2017 a las 9 hrs.

Jonathan Gpe. Ruiz González, MD.
Médico Cirujano y Partero egresado del Centro Universitario de Ciencias de la Salud en la Universidad de Guadalajara. Interesado en la docencia universitaria, el desarrollo personal y profesional del personal de la salud, así como personas interesadas en el campo. Apasionado al fútbol, y aficionado en general del deporte.