Educación médica continua

Factores de riesgo de la tromboembolia pulmonar que debes conocer.

El tromboembolismo pulmonar (TEP) es una urgencia que debe ser atendida de inmediato por un especialista. A continuación te explicamos los factores de riesgo de la tromboembolia pulmonar y que puedas derivar al paciente a la velocidad de la luz.

Actualízate sobre este tema en 3 minutos.

Doctor, está saturando a 83%…

La tromboembolia pulmonar es ocasionado por la oclusión de los vasos pulmonares a causa de microtrombos, los cuales generalmente son secundarios a la fragmentación de un trombo mayor, localizado en la vena cava inferior, o a una trombosis venosa profunda (TVP).

Puede que sea asintomático hasta en un 40% de los pacientes, pero cuando hay síntomas, el dato clave para el diagnóstico es una disnea severa de inicio súbito en un paciente con factores de riesgo. Se acompaña en ocasiones por taquicardia, taquipnea, febrícula, tos, hemoptisis, dolor torácico, hipotensión, síncope, etc.

Triada de Virchow: Los factores de riesgo de la tromboembolia pulmonar al descubierto

La famosa tríada de Virchow también aplica para esta patología, ya que los factores de riesgo son idénticos a los de TVP:

Daño endotelial

  • Traumatismo reciente.
  • Intervención quirúrgica (en especial ortopédica, p.ej., fractura de cadera).
  • TVP previa.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.

Hipercoagulabilidad

  • Trombofilia hereditaria (factor V de Leiden, deficiencia de proteínas C y S, deficiencia de antitrombina III, mutación del gen que codifica para la protrombina).
  • Anticonceptivos orales (estrógenos).
  • Enfermedades genéticas.
  • Anemia de células falciformes.
  • Hemoglobinuria paroxística nocturna.
  • Cáncer.
  • Presencia de un catéter venoso central.
  • Síndrome nefrótico.
  • Trastornos mieloproliferativos.
  • Leucocitosis (p.ej., en la sepsis).
  • Síndrome antifosfolípido.
  • Hiperviscosidad.
  • Hiperhomocisteinemia.
  • Terapia de reemplazo hormonal (tamoxifeno).

Estasis venosa

Kriptonita en lágrimas de 24 hrs

Aunque la determinación sérica de troponinas y péptido natriurético cerebral, como factores de mal pronóstico, son muy útiles (pues indican daño al miocardio), el examen de laboratorio que más te servirá si sospechas TEP es la determinación del Dímero D. Posee una elevada sensibilidad y valor predictivo negativo; tanto así, que un valor menor de 500 µg/ml por técnica de enzimoinmunoanálisis de adsorción (sí, de adsorber)  prácticamente descarta el diagnóstico cuando la sospecha es leve o moderada.

Y… ¿dónde quedó la bolita?

Una vez que ya conoces los factores de riesgo de la tromboembolia pulmonar y tu sospecha diagnóstica es alta, es importante que solicites estudios de imagen para observar el trombo (o trombos). Se utiliza la tomografía de tórax con contraste IV, estudio de imagen de elección, o una gammagrafía pulmonar de ventilación y perfusión, en caso de que el paciente tenga antecedentes de alergia o daño renal que contraindiquen el uso de medio de contraste.

Otros estudios que pueden ser útiles son: el ECG, donde en ocasiones se observa el patrón S1Q3T3 en presencia de tromboembolia pulmonar; y el ecocardiograma transtorácico para evaluar la función del ventrículo derecho, en caso de tromboembolias moderadas a severas que pudieran ocasionar insuficiencia cardíaca congestiva derecha.

Relájate y anticoagula

El tratamiento se hace por medio de anticoagulantes, pero no ahondaremos para no extendernos demasiado (además ya tenemos un artículo sobre eso). En caso de recurrencia, a pesar de un tratamiento anticoagulante adecuado, se puede colocar un filtro de vena cava inferior;  cuando coexiste con otra patología cardíaca se puede combinar el tratamiento con fibrinolíticos o realizar embolectomías quirúrgicas o endovasculares.

Lamentablemente, la tromboembolia pulmonar no se puede prevenir con vacunas (mucho menos con chochos homeopáticos), pero sí hay medidas de prevención altamente recomendadas, como p.e. usar medias de compresión, evitar todos los factores de riesgo que mencionamos, así como la anticoagulación profiláctica en los pacientes que así lo requieran. Ahora que conoces los factores de riesgo de la tromboembolia pulmonar, podrás llegar a un diagnóstico rápidamente y derivar a tu paciente inmediatamente.

Referencias Bibliográficas

Longo, Dan L., et al. (2013). Harrison manual de medicina. 18a Ed. McGraw-Hill.

Papadakis, Maxine A., et al. (2013). Current medical diagnosis & treatment 2013. McGraw-Hill Medical.

Comentarios
Cargando...