El día 20 de marzo del 2012 se estableció por la OMS como el día mundial de la felicidad, esto va más allá de una sonrisa. Durante décadas, los investigadores han tratado de estudiar  y comprender los  factores que influyen en ella. Sin embargo, no se han logrado dar definiciones objetivas y  claras hasta el día de hoy.  A continuación te explicamos lo que se sabe hasta hoy de la neurociencia de la felicidad.

Actualízate sobre este tema en 3 minutos.

Algunos investigadores creen que la felicidad se debe a factores genéticos y hereditarios, otros creen que la felicidad causada por factores ambientales como: estatus económico, educación, vida sexual, etc.

Lo que más contribuye a alcanzar la felicidad es la calidad de nuestras relaciones interpersonales. Clic para tuitear

La realidad es que aún con los avances en la neurociencia no se tiene muy claro una definición universal de la felicidad, pero podemos saber qué neurotransmisores están involucrados  y las zonas de la corteza cerebral que se ven relacionadas. Para poder entender un poco más debemos de considerada que siempre tendremos factores subyacentes a la felicidad que  son considerables a partir de dos dimensiones: factores endógenos (factores biológicos, cognitivos, de personalidad y éticos) y factores exógenos (factores de comportamiento, sociales, culturales, económicos, geográficos, de vida y estéticos).

Entre todos los factores endógenos, son los predictores significativos de la felicidad lo que quiere decir que cualquier ser humano independientemente de su entorno puede ser feliz. Los resultados de los estudios sobre los factores genéticos indicaron una efectividad media de la genética del 35 al 50 por ciento sobre la felicidad.

¿La genética importa?

Entre los genes relacionados con el estado de ánimo y las características emocionales, existen dos directamente  relacionados con  la felicidad: 5-HTTLPR y MAO-A estudios sugieren una asociación entre 5-HTTLPR y la satisfacción de vida como una dimensión cognitiva de la felicidad. Este gen está codificando la distribución de serotonina en las células cerebrales y por lo tanto conduce a la regulación del estado de ánimo. El gen MAO-A  se encuentra en el cromosoma X involucrado en la regulación del estado de ánimo y es una enzima catabólica para serotonina, dopamina y noradrenalina.

El gen MAO-A se encuentra en el cromosoma X involucrado en la regulación del estado de ánimo. Clic para tuitear

Circuitos cerebrales

Los circuitos emocionales del cerebro son complejos, involucrando principalmente estructuras en la corteza prefrontal, amígdala, hipocampo, corteza cingulada anterior y corteza insular. Estas estructuras normalmente trabajan juntas para procesar y generar información emocional y comportamiento emocional. Se han reportado grandes diferencias individuales en los niveles basales de activación asimétrica en la corteza prefrontal, relacionados con el estilo emocional típico de una persona. Los individuos con un estilo emocional positivo muestran niveles más altos de activación prefrontal izquierda que derecha en reposo (usando EEG o RNM), mientras que aquellos con un estilo emocional negativo tienden a mostrar mayores niveles de activación prefrontal derecha que izquierda en reposo.

Un estilo emocional positivo muestra niveles más altos de activación prefrontal izquierda. Clic para tuitear

Neurotransmisores y la neurociencia de la felicidad

Oxitocina

Una hormona liberada de la glándula pituitaria. Recientemente las investigaciones mostraron que la oxitocina produce un amplio espectro de efectos conductuales y fisiológicos mediados a través de receptores dentro del cerebro, tales como comportamientos maternos, sexuales y sociales. La oxitocina facilita la relación con los demás y se asocia con conductas sociales positivas, por lo que asume aquello relacionado con la felicidad. Si bien la relación tiene un fuerte efecto en la vida satisfactoria y existe una correlación significativa entre la felicidad y la relación social, entonces la oxitocina puede ser un mecanismo que produce felicidad a través de la facilitación de las relaciones sociales.

La oxitocina facilita la relación con los demás y se asocia con conductas sociales positivas. Clic para tuitear

Melatonina

Es una hormona que se hace por la glándula pineal en el cerebro durante la noche. Está relacionado con nuestro cuerpo cuando este se prepara para el sueño. Los niveles de melatonina varían en ciclos de 24 horas y son controlados por estar en luz brillante. Los estudios en los últimos años mostraron que el nivel de melatonina está relacionado con el nivel de felicidad. La melatonina tiene un papel en la depresión y algunos de los antidepresivos aumentan la melatonina en la sangre.

Dopamina

Este neurotransmisor alimenta el camino de la recompensa en el cerebro, y está implicado en la motivación, la impulsión, el placer y la adicción. Los niveles anormalmente altos de dopamina están relacionados con la pérdida de contacto con la realidad, los delirios y la falta de emoción, mientras que los niveles bajos se han asociado con el comportamiento adictivo y la toma de riesgos.

Serotonina

Este  esta involucrado en la satisfacción, felicidad y optimismo. Los niveles de serotonina se reducen en la depresión, y la mayoría de los fármacos antidepresivos modernos, como los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), actúan aumentando la cantidad de serotonina disponible para las células cerebrales. Las investigaciones demostraron  que el aumento del nivel de serotonina se relacionó con el estado de ánimo positivo

¿Qué entendemos entonces por felicidad?

Como dijo alguna vez Erich Fromm: “Felicidad es tener o ser” por lo que es tan individual, que solo podemos aprender a disfrutar de ella. Recuerda que lo que más contribuye a alcanzarla es la calidad de nuestras relaciones interpersonales.

Referencias Bibliográficas

Chen H, Pine DS, Ernst M, et al. The MAOA gene predicts happiness in women. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2013;40:122-5.

De neve JE. Functional polymorphism (5-HTTLPR) in the serotonin transporter gene is associated with subjective well-being: evidence from a US nationally representative sample. J Hum Genet. 2011;56(6):456-9.

Dfarhud D, Malmir M, Khanahmadi M. Happiness & Health: The Biological Factors- Systematic Review Article. Iran J Public Health. 2014;43(11):1468-77.