Compartir
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

En 4% a 10% de los nódulos tiroideos se detecta cáncer de tiroides. Un nódulo solitario puede ser cáncer o un adenoma benigno. Sin embargo, los casos multinodulares pueden despistarte durante la exploración física, ya que solo uno de estos nódulos puede estar palpable. Es importante que tomes en cuenta que el riesgo de cáncer de tiroides se incrementa en pacientes ancianos y del género masculino; de ahí la importancia de indicar los estudios adecuados y poder descartar oportunamente cáncer de tiroides.

Actualízate sobre este tema en tan sólo 4 minutos.

En estos casos, lo más relevante de la exploración física es la detección de los nódulos tiroideos en sí y no la determinación de malignidad del tumor. Para ser palpable, el nódulo debe medir al menos 1 cm. de diámetro. Existen diversos datos que son sugerentes de malignidad como lo son: un nódulo fijo y sin movimiento al deglutir, consistencia inusualmente firme o irregular en su superficie, nódulo solitario o antecedentes de radiación del cuello.

Además, es importante determinar si hay crecimiento rápido, parálisis de cuerdas vocales (por afectación del nervio laríngeo recurrente), adenopatía cervical, niveles elevados de calcitonina o antecedentes familiares de cáncer de tiroides.

Estudios útiles en el abordaje de los nódulos tiroideos

Calcitonina

La calcitonina es una hormona proteica, de peso molecular 3.6 kDa, producida por las células parafoliculares (células C) de la tiroides. Interviene en la regulación de los niveles sanguíneos de calcio y es un marcador con alta especificidad y sensibilidad para cáncer medular de tiroides o neoplasia endocrina múltiple. Se consideran normales los valores inferiores a 27 ng/mL en varones y de 17 ng/mL en mujeres, aunque varían notablemente según el procedimiento empleado. Es importante considerar que los falsos positivos pueden deberse debido a falla renal,  uso de inhibidores de bomba de protones o síndrome de Zollinger Ellison.

Biopsia por aspiración con aguja fina (BAAF)

Es el estudio de elección para la evaluación inicial de los nódulos tiroideos y se realiza frecuentemente con la ayuda de ultrasonido como guía para un mejor resultado diagnóstico. La BAAF tiene una sensibilidad y especificidad del 95%. Por ello, si el estudio muestra hallazgo benigno, la probabilidad de que así lo sea es alta. Sin embargo, el 5% de las biopsias muestran resultados falsos-negativos, por lo que se debe dar seguimiento periódico con BAAF si la nodularidad persiste.

Una muestra se etiqueta como adecuada o diagnóstica si contiene un mínimo de 6 grupos de células foliculares. Las lesiones benignas van a continuar mostrando citología benigna. Este estudio es confiable para todos los tipos de cáncer (papilar, medular, anaplásico) menos el folicular.

Recuerda solicitar siempre BAAF en los nódulos tiroideos solitarios, fijos y duros.

Gammagrafía de tiroides

Juega un papel complementario. Se debe realizar si la biopsia por aspiración con aguja fina no es concluyente. De igual manera, se puede solicitar en pacientes con TSH baja, ya que lo más probable es que tengan un nódulo hiperfuncionante. Este estudio da una representación gráfica de la de la distribución del yodo radiactivo en la glándula. Es útil para identificar si hay niveles aumentados o disminuidos del yodo, comparado con un nódulo paranodular.

Los nódulos tiroideos se clasifican entonces como fríos (hipofuncionante), tibios (función normal) o calientes en el caso de los hiperfuncionantes. Este estudio debe indicarse sólo a pacientes en los que la BAAF es sugerente de neoplasia. Cuando los nódulos tiroideos son fríos, se recomienda su resección mediante lobectomía.

Nódulo Frío en la Gammagrafía de Tiroides.
Nódulo Frío en la Gammagrafía de Tiroides.

Ultrasonido de tiroides

Este estudio diferencia la forma quística de la sólida; la mayoría de las neoplasias son sólidas. Además, puede identificar nódulos de 1 a 3 mm. en diámetro. Sin embargo, el ultrasonido no distingue con precisión si se trata de nódulos tiroideos benignos o malignos. Las masas quísticas mayores a 4 cm. de diámetro se consideran benignas. Por otro lado, se debe indicar ultrasonido en los pacientes que tengan factores de riesgo para malignidad y/ o nódulos tiroideos.

La especificidad del ultrasonido de alta resolución para cáncer de tiroides es del 85.8%-95%, en los casos en que se presenta hipervascularidad central, bordes microlobulares, microcalcificaciones y/o lesión focal positiva localizada incidentalmente por PET (tomografía por emisión de positrones).

Marcadores histoquímicos

El HBME-1 (human bone marrow endothelial cell), es un anticuerpo monoclonal de alta especificidad para cáncer papilar de tiroides pero no para tumores foliculares benignos. Por otro lado, la galectina-3 (una clase de lectiva independiente del calcio), la cual actúa como supresora de la muerte celular, ha reportado en algunos estudios, ser útil en la distinción de tumores foliculares benignos de malignos; aunque aún no es de uso sistemático.

Recuerda que los nódulos tiroideos son un motivo frecuente de consulta médica, por lo que debes considerar toda la evidencia con precisión para realizar un tratamiento adecuado en el momento oportuno.

Referencias Bibliográficas

Haugen BR, Alexander EK, Bible KC, et al. 2015 American Thyroid Association Management Guidelines for Adult Patients with Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer: The American Thyroid Association Guidelines Task Force on Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer. Thyroid. 2016;26(1):1-133.

López Mondéjara Pedro, Picób Antonio, Seguíc Javier, López Maciá Alicia. Utilidad de la expresión de galectina-3 en el comportamiento clínico del cáncer diferenciado de tiroides. Med Clin (Barc). 2008;130(5):161-4

Mase T, Funahashi H, Koshikawa T, et al. HBME-1 immunostaining in thyroid tumors especially in follicular neoplasm. Endocr J. 2003;50(2):173-7.

Última Modificación: Martes 3 de Enero del 2017 a las 9 hrs.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.