Eres parte del equipo de perinatología, cuando de repente el bebé no respira ¿Qué harás? ¿Puedes manejar la situación o necesitas apoyarte en el experto? Veamos en forma breve y concisa lo que debes saber para realizar adecuadamente una reanimación neonatal; ya sea que tú la realices o asistas a tu médico adscrito.

Actualízate sobre este tema en 5 minutos.

La asfixia perinatal es la patología principal que condiciona la necesidad de reanimación neonatal. Si ésta asfixia se mantiene por un periodo prolongado puede haber consecuencias fatales para el neonato.

¡Prepárate!

Todo buen neonatologo, antes de atender cualquier nacimiento, obtiene siempre datos para prevenir posibles complicaciones:

  • Factores de riesgo de asfixia:
    • Prenatales: DM materna, HAS gestacional o crónica, muertes neonatales o fetales previas, infecciones maternas, RPM, oligoamnios o polihidramnios, embarazo múltiple, fármacos durante el embarazo, etc.
    • Intraparto: cesárea urgente, presentación anómala, etc.
  •  Medicación: cualquier fármaco administrado a la madre.
  • Estado del feto: valoración del estado biofísico en conjunto con el equipo de obstetricia.

Siempre debe estar presente personal especializado en reanimación neonatal, el cual necesita preparar su equipo antes de iniciar cualquier procedimiento. Precalienta la cuna en la que atenderás a tu bebé y coloca el equipo necesario. Recuerda que por ser un procedimiento que requiere rapidez y precisión, todo el material debe estar listo y  funcional.

Ya nació, ¿y ahora?

Valora estos 4 puntos básicos:

  • Características del líquido amniótico
  • Edad gestacional
  • El recién nacido respira o llora
  • Tono del recién nacido

Si el líquido amniótico es normal, el bebé es de término, tiene buen esfuerzo respiratorio y tono, puede ser colocado piel con piel con su madre. Si es necesario límpialo un poco, presta especial atención en áreas como la boca u ojos y aquellas en las cuales existe mayor pérdida de calor (cabeza y tronco).

Algo anda mal, ¿qué haces?

Al momento que el recién nacido no cumple los puntos anteriormente mencionados, deberás proceder en el siguiente orden (excepto en el caso de líquido amniótico meconial):

  1.  Evita pérdidas de calor: coloca al RN bajo una fuente de calor radiante.
  2. Optimiza la vía aérea: acomoda al niño en decúbito supino, con la cabeza en posición neutra o ligera extensión. Si es necesario aspira secreciones con sonda, primero boca y después nariz (presión negativa <100 mmHg) aspira en períodos breves y superficialmente (puedes producir reflejo vagal).
  3. Seca la piel con toallas precalentadas evitando la hipotermia, así como la hipertermia.
  4. Aplica estimulación táctil: si después de haber realizado lo anterior, el RN no inicia la respiración, estimúlalo con palmadas suaves en la planta del pie y frotando la espalda (este paso lo puedes hacer junto con el 3).
  5. Reposiciónalo: después de haber secado bien al recién nacido, vuélvelo a colocar en decúbito supino.

Recuerda que para la realización de estas maniobras tienes solamente 30 segundos, por lo que para la evaluación inicial, no esperarás la puntuación del APGAR. El proceso de evaluación y estabilización empieza cuando el niño nace.

Valora al bebé

Respiración: si el RN llora, esto es señal de una ventilación adecuada; si esta no ocurre, valora la profundidad y frecuencia del movimiento torácico, así como el patrón respiratorio.

Frecuencia cardiaca: puedes auscultar, pero en estos casos es más práctico tomar el pulso de la base del cordón. Una adecuada FC es >100 latidos por minuto.

Color: observa la coloración de tu recién nacido: rosa, cianótico o pálido. La cianosis periférica suele ser habitual, puedes ayudar a que ésta mejore utilizando un poco de oxígeno libre.

Debes hacer la evaluación de estos tres parámetros en menos de 30 segundos. Si la respiración y la FC  son normales  y está rosado, tranquilízate y aplica los cuidados de rutina.

¿Morado? ¡Oxigena!

Si el niño está cianótico, a pesar de la respiración y FC normales, considera la administración de oxígeno libre. Nunca olvides que el gas utilizado debe estar húmedo y caliente. Si persiste la cianosis, es necesario aplicar presión positiva.

Ventilación no invasiva y manual

Se realiza con mascarilla-bolsa autoinflable en caso de:

  • Apnea o movimientos respiratorios inadecuados.
  • FC menor a 100 lpm a pesar de la respiración.

Intubación endotraqueal

El material debe ser adecuado al tamaño del niño que vas a reanimar. Se realiza en caso de:

  • Ventilación con bolsa y mascarilla ineficaz.
  • Cuando se requiere aspiración endotraqueal (líquido amniótico meconial).
  • Casos especiales: hernia diafragmática y prematurez extrema.

La intubación es similar a la del adulto, con la excepción de que la posición de la cabeza del RN es con ligera extensión. A continuación te mostramos una tabla con los tamaños de laringoscopio que se necesitan, según las semanas de gestación y el peso aproximado del recién nacido.

Edad gestacionalPeso (gr)Diámetro SET (mm)
< 28 SDG< 1.000 gr2.5mm
28 – 34 SDG1.000 – 2.000 gr3.0mm
35 – 38 SDG2.000 – 3.000 gr3.5mm
> 38 SDG> 3.000 gr3.5-4.0mm

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez intubado el niño se puede ventilar con bolsa, tubo en T o respirador, utilizando la menor presión y concentración de oxígeno posible. Tras 30 segundos con presión positiva evalúa nuevamente:

  • FC <60 lpm: iniciar masaje cardiaco.
  • FC >60 lpm: continuar con ventilador.
  • FC >100 lpm, respiración normal y color sonrosado: cuidados de rutina.

Masaje cardíaco

Realízalo en caso de:

  •  Ausencia de latido cardíaco. (En cualquier momento).
  • FC <60 lpm tras 30 s de ventilación con presión positiva.

El diámetro antero-posterior del tórax debe comprimirse 1/3. El ritmo de compresión debe ser 3:1, tres compresiones seguidas de una ventilación. Después de 30 segundos de masaje cardíaco valora:

  • FC <60 lpm: administrar adrenalina y continuar otros 30 segundos con masaje cardiaco.
  • FC >60 lpm: continuar ventilando.

Fármacos y fluidos en la reanimación neonatal

Se requieren en raras ocasiones y su vía de administración puede ser :

  • Umbilical: vía de elección.
  • Endotraqueal: se utiliza cuando el paciente esta intubado, requiere algún medicamento rápidamente y no se tiene acceso venoso.
  • Intraósea: solo se utiliza cuando no se cuenta con ninguna otra vía.

Expansores de volumen: Sólo se utilizan en caso de sospechar hipovolemia y con datos clínicos sugerentes de esta. Puedes utilizar soluciones cristaloides (Ringer lactato), o hemoderivados (O Rh negativo). Dosis 10 ml/kg a pasar en 5-10 min, repetir según la respuesta clínica.

Fármacos:

MEDICAMENTOINDICACION DOSIS
AdrenalinaFC < 60 lpm a pesar de ventilación adecuada y masaje cardíaco durante más de 30 seg.0.01 a 0.03 mg/kg IV0.03 a 0.1 mg/kg ET
NaloxonaDepresión respiratoria con antecedente de consumo de narcóticos por parte de la madre. (no opiáceos)0.1 mg/kg de una solución con 0.4 mg/ml.C/ 2-3 min hasta lograr revertir (IV, ET o IO).
Bicarbonato de sodioSólo en caso de acidosis metabólica intensa (pH < 7.12). No administrar sin asegurar adecuada ventilación y perfusión.1-2 mEq/ kg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Situaciones especiales

Líquido amniótico meconial

No se recomienda el aspirado por parte del obstetra al nacimiento de la cabeza, puesto que esta técnica no sólo no previene el síndrome de aspiración de meconio, sino que lo favorece.

  • Si el niño tiene buen tono e inicia el llanto: cuidados de rutina.
  • Aspiración endotraqueal: se debe realizar si RN nace deprimido, hipotónico, no inicia la respiración o esta ineficaz.
  • Coloca bajo fuente de calor evitando secarlo y estimularlo.
  • Por laringoscopia directa, aspirar hipofaringe, intubar y succionar tráquea.
  • Si el niño está muy deprimido tras la primera o segunda aspiración, iniciar ventilación con presión positiva y continuar pasos mencionados anteriormente.
  • Se debe aspirar estómago una vez que la reanimación haya concluido.

Reanimación del neonato prematuro

En estos casos debes prestar especial cuidado a:

  • Evitar pérdidas de calor como prioridad absoluta.
  • Administrar oxígeno a la mínima concentración posible.
  • Se considera evaluación positiva cuando existe FC >100 lpm, SpO2 aumentado o >80%, o color sonrosado, y respiración regular.

Hernia diafragmática

Si el diagnóstico ha sido prenatal y el niño al nacer esta en apnea o tiene una respiración eficaz, se le debe intubar inmediatamente evitando los estímulos que favorezcan el inicio de la respiración.

Recuerda que todo recién nacido que requirió una maniobra de reanimación avanzada requerirá cuidados especiales posteriores. Al igual que en los recién nacidos que pasaron por un lavado gástrico, tampoco se debe iniciar alimentación vía oral durante las primeras 24 horas como mínimo.

Referencias Bibliográficas

American Academy of Pediatrics (2011). Reanimación neonatal texto 6ta edición. EE.UU.: AHA.

Robert, M.  et al. (2013). Nelson Tratado De Pediatría. España: Elsevier.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.