Compartir

Un ECG es el trazado gráfico del patrón eléctrico del corazón. Esta prueba es con frecuencia utilizada de soporte en pacientes con sospecha de patología cardiaca y es un procedimiento de apoyo diagnóstico importante. Aquí te decimos la técnica correcta para la toma de este estudio y los principales errores que puedes cometer.

Velocidad del papel y estandarización

Los cuadros pequeños en el papel miden 1 milímetro (mm) de altura y 1 mm de ancho. La amplitud de la deflección (que tanto se eleva el trazo) del ECG se mide verticalmente y el tiempo o duración del ECG horizontalmente. Las grabaciones se hacen generalmente a 25 mm por segundo (mm/s).

El ECG está generalmente estandarizado, de modo que la amplitud de un 1 milivoltio provoca una deflexión de 10 mm. Un aumento de la amplitud (o voltaje) generalmente indica el aumento de la masa muscular del corazón. El siguiente ejemplo muestra un ECG de 12 derivaciones y de características normales.

¿Qué puede alterar el resultado de tu ECG?

Para obtener un ECG de buena calidad necesitas asegurarte de que no hay ninguna interferencia, dado que pueden generar artefactos. Las tres causas más comunes son:

  1. Interferencia eléctrica
  2. Movimiento del paciente
  3. Línea basal errante

Interferencia eléctrica

Por lo general proviene de la interacción eléctrica en o cerca de la cama del paciente. Por esta razón, las bombas o ventiladores eléctricos ubicados en su cercanía deben estar apagados o funcionando con la batería mientras se está grabando el ECG. La interferencia también puede ocurrir si el paciente está en contacto con metal, tal como el extremo de la cama, o si una derivación del ECG está en contacto con el metal (por ejemplo, tocar un reloj) o si los cables del ECG están enredados.

Movimiento del paciente

Si el paciente está tenso o en movimiento durante la grabación, se producirá artefacto. Lo que puede ser un procedimiento de rutina para ti, no siempre es un procedimiento de rutina para el paciente. Al saber que quieres grabar la actividad eléctrica de su corazón, el paciente no estará precisamente relajado. Por ejemplo, los pacientes pueden estar preocupados de que pueden ser electrocutados si pones los cables en el orden equivocado. Por todas estas razones es importante explicar al paciente el objetivo del procedimiento, que no le hará daño, que sólo tomará unos minutos y que te ayudará si puede relajarse, ya que esto producirá una grabación más clara.

Muchos pacientes se sienten avergonzados por tener el pecho expuesto durante una grabación de ECG. Asegúrate siempre de cuidar del pudor del paciente durante la grabación con una técnica impecable. Recuerda también que algunos pacientes pueden poner atención en tu expresión facial en un intento por evaluar tu reacción ante el ECG al estar siendo impreso. Por tanto, debes tratar de mantener tu expresión lo más neutra posible (…aunque lo que veas te espante).

Línea basal errante

Esto hace que sea difícil identificar cambios en el ECG, ya que muchos de ellos son medidos desde la línea basal. Este problema a menudo es causado por un mal contacto del electrodo con la piel. Es posible que tengas que pedir permiso para afeitar algo del vello del pecho del paciente con el fin de obtener buen contacto con el electrodo. También puede ser necesario secar la piel si el paciente está sudando, o limpiarla si tiene, por ejemplo, talco. Asegúrate de que la piel esté completamente seca después de la limpieza.

¿Cómo colocas los electrodos?

Los electrodos de ECG deben ser colocados en las posiciones correctas en el cuerpo. De otra manera, podrían aparecer alteraciones en la grabación que simplemente son causadas por observar el corazón desde un ángulo ligeramente diferente. Esto podría fácilmente conducir a un diagnóstico erróneo. También haría la comparación con ECGs anteriores del paciente poco fiable.

Las derivaciones de las extremidades están etiquetadas: R (derecha), L (izquierda), F (pie) y N (neutral). La derivación R debe ser colocada en la cara interna de la muñeca derecha del paciente; la L , cara interna de la muñeca izquierda; la F cara interna de la pierna izquierda (justo encima del tobillo), y la N en la misma posición en la pierna derecha. Lo ideal es que los electrodos se coloquen sobre superficies carnosas, ya que conducen la electricidad mucho mejor que el hueso. Es importante colocar las derivaciones en el orden correcto, de lo contrario esto podría cambiar la polaridad de los complejos del ECG. Lo que se mide a partir de las derivaciones es simplemente la diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos, por lo que si estos puntos varían ligeramente (por ejemplo, en un paciente con una amputación), podrías simplemente colocar los cables  más arriba en la pierna.

La posición del paciente también hará la diferencia en la toma del ECG,  diferentes posiciones alteran la forma en que el corazón se encuentra dentro de la cavidad torácica. El ECG debe registrarse con el paciente en decúbito supino, con dos almohadas debajo de la cabeza. Algunos pacientes (por ejemplo pacientes con IAM que presentan disnea severa) no tolerarán estar acostados. En estos casos debe anotarse en el ECG que el paciente no estaba acostado, para que el intérprete pueda tener esto en cuenta a la hora de analizar el ECG. Antes de desconectar las derivaciones, revisa la calidad del ECG. Si hay alguna distorsión de la traza, la fuente del artefacto debe ser identificada y corregida, y el ECG debe ser tomado de nuevo. Es esencial registrar el nombre del paciente así como la fecha y hora de la grabación en el ECG. También será útil registrar si el paciente estaba experimentando cualquier síntoma en el momento de la grabación.

Referencias

  • Hampton, J. (2008). Chapter 7: Recording an ECG. In The ECG made easy (7th ed.). Edinburgh: Elsevier/Churchill Livingstone.
  • Dubin, D. (2007). Chapter 2: Recording the ECG. In Dubin interpretación de ECG: Método clásico del Dr. Dubin para entender los mensajes eléctricos del corazón. Fort Myers, Fla.: Cover.
  • Salazar, G., & Bar, L. (2007). Capítulo 2: Las derivaciones del ECG. In Manual de electrocardiografía y electroencefalografía (1a ed.). México: : Manual Moderno.