Compartir

El absceso pulmonar es el resultado de tejido infectado que se vuelve necrótico, dando lugar a lesiones cavitadas supurativas. El típico caso ocurre al aspirar un gran volumen de contenido alimenticio orofaríngeo, con la consiguiente neumonía y necrosis cuando no se indica el tratamiento adecuado. De ahí la importancia de saber identificar este padecimiento de manera oportuna. A continuación te damos las claves de lo que debes saber del absceso pulmonar en tu práctica médica.

Por definición, un absceso pulmonar se conforma por una o más cavitaciones, cada una mayor a 2 centímetros. Puede ser resultado de las siguientes situaciones:

  • Aspiración de microorganismos
  • Neumonía necrotizante aguda (gram negativos)
  • Diseminación hematógena de un sitio distante
  • Inoculación directa con diseminación contigua

Los patógenos causales son principalmente bacterias que colonizan la orofaringe como las anaerobias Prevotella, Peptostreptococcus, Fusobacterium, Bacteroides y otras bacterias como S. aureus, S. pneumoniae y bacilos gram negativos aerobios.

¿Quiénes están en riesgo?

El principal factor de riesgo es la predisposición a aspiración. Esto puede ocurrir en pacientes con alcoholismo, drogadicción, accidente cerebrovascular, epilepsia, anestesia general o tubo nasogástrico o endotraqueal. Una pobre higiene bucodental aumenta el contenido de bacterias anaerobias en cavidad. Los pacientes desdentados son menos propensos a aspiración de secreciones orofaríngeas.

Claves diagnósticas del absceso pulmonar

La mayoría de los casos tienen un inicio insidioso; con algunos casos de presentación aguda. El paciente se presenta con tos productiva, fiebre, escalofríos y esputo putrefacto, lo cual debe sugerirte infección por anaerobios. En algunas ocasiones el esputo puede estar teñido de sangre. Además, el paciente va a referir disnea, fatiga, malestar general y pérdida de peso.

Solicita una radiografía de tórax, en la que esperarías encontrar cavitación de pared gruesa y niveles hidroaéreos. Debes buscar el absceso en zonas declives y lóbulos poco ventilados. Las zonas más frecuentes son los segmentos posteriores de los lóbulos superiores o los segmentos superiores de los lóbulos inferiores. El pulmón derecho se va a ver más frecuentemente afectado debido al ángulo del bronquio principal derecho.

No dejes de leer:  Ruidos respiratorios: Aprende a escucharlos, diferenciarlos y sus patologías asociadas
Absceso pulmonar derecho
Absceso en pulmón derecho; lesión cavitaria con nivel hidroaéreo y consolidación circundante. CC BY-SA 2.0 Yale Rosen

Puede ser que necesites de una tomografía para diferenciar un empiema del absceso pulmonar. Tanto la tinción de Gram como el cultivo de esputo tienen poca sensibilidad y especificidad. Considera la obtención de cultivo mediante la toma de muestra por broncoscopía o aspiración transtraqueal en lugar de simple expectoración que pueda estar contaminada con flora de la cavidad oral.

Tratamiento de adscrito

A menudo se va a requerir de hospitalización y debes realizar drenaje postural. La antibioticoterapia consiste de varios esquemas: para cocos gram positivos están indicadas la ampicilina o amoxicilina con ácido clavulánico, ampicilina/ sulbactam o vancomicina para S. aureus. Además, para el tratamiento de infección por anaerobias puedes indicar clindamicina o metronidazol y, si se sospecha de bacterias gram negativas, debe añadirse una fluoroquinolona o ceftazidima. Debes continuar el tratamiento con antibiótico hasta que la cavidad haya resuelto o los hallazgos en la radiografía de tórax hayan mejorado considerablemente; lo cual puede tomar meses.

Referencias Bibliográficas

Kuhajda I, Zarogoulidis K, Tsirgogianni K, et al. Lung abscess-etiology, diagnostic and treatment options. Ann Transl Med. 2015;3(13):183.

Sunkaru Touray, MBChB; Carlos Martinez-Balzano, MD; Jisoo Lee, MD; Emil Tigas, MD; Scott Kopec, MD. Lung Abscess: Patient Characteristics, Microbiology, and Determinants of Complete Radiographic Resolution as a Treatment Endpoint. J. Chest. 2016;150(4_S):1237A.

Marra A, Hillejan L, Ukena D. Management of Lung Abscess. Zentralbl Chir. 2015;140 Suppl 1:S47-53.

Madhani K, Mcgrath E, Guglani L. A 10-year retrospective review of pediatric lung abscesses from a single center. Ann Thorac Med. 2016;11(3):191-6.

Marik PE. Aspiration pneumonitis and aspiration pneumonia. N Engl J Med. 2001;344(9):665-71.

Última Modificación: Jueves 1 de Diciembre del 2016 a las 11 hrs.