Compartir

Érase una vez, al despuntar el alba y después de un pase de visita, un médico interno de pregrado muy atareado en el servicio de Cirugía. Este M.I.P. tenía bajo su cargo a un millar de pacientes prequirúrgicos, a los cuales debía preparar adecuadamente. Su “Lord Residente” le había encomendado la tarea de tomar una inmensa cantidad de muestras sanguíneas para múltiples análisis, y reportar los resultados antes del crepúsculo. ¿Cómo logrará este indefenso MIP cumplir semejante demanda? Acompáñanos a conocer los diferentes tipos de tubos para muestras y cuáles son los estudios de laboratorio que se pueden realizar con cada uno de ellos.

¡Otra vez un “laboratoriazo” !

Con “laboratoriazo” nos referimos a la muy frecuente situación en la que los resultados de una muestra son reportados como inadecuados o insuficientes. Sin embargo, se nos olvida que los componentes humanos y tecnológicos de un laboratorio de análisis clínicos no son los únicos culpables. Para que los resultados sean los adecuados, depende de un proceso en cadena que inicia desde el momento en el que tú, como médico pre interno o interno, tomas la muestra. También depende, en una parte mucho mayor, de dónde y cómo lo deposites. Y decimos mucho mayor porque en múltiples ocasiones las muestras resultan inadecuadas porque el medio de transporte es el incorrecto.

¿De dónde procede la comunidad de los tubos?

Los diferentes tipos de tubos para la toma de muestras surgen para lograr un mejor manejo de las mismas. Generalmente, los tubos están hechos a base de plástico PET transparente y un cierre de seguridad que está formado por una cubierta y una tapa. La mayoría de estos se encuentran sellados al vacío, para que la toma de la muestra sea limpia y rápida. Además, están provistos con marcas que te ayudan a identificar hasta qué nivel debes llenar cada uno. Todo esto da como resultado un menor riesgo de contaminación y de transporte de la misma, disminuyendo considerablemente la cantidad de muestras desperdiciadas. 

No dejes de leer:  Reanimación neonatal: Bases

¿Código de honor? No, código de color

En base de los documentos del Instituto de Estándares Clínicos y de Laboratorio (CLSI, por sus siglas en inglés) se estableció el que el uso de los tubos para determinadas muestras y solicitudes de estudios tienen que ir en base al código de color, los cuales diferencian a cada tubo en la tapa según los aditivos que contienen.

Presentación 1.  Aditivos de cada tipo de tubo y su tapón según el código de color. EDTA: ácido etildiaminotetraacético. Liofilización: proceso en el que se congela el producto y posteriormente se introduce en una cámara de vacío para realizar la separación del agua por sublimación.

¿Y el orden?

Aunque resulte tedioso, también existe un orden para depositar la muestra cuando se utiliza una misma aguja para múltiples tubos en una sola ocasión. Este orden está establecido, al igual que el código de color, por la CLSI. Siguiendo adecuadamente esta norma, los aditivos de un tubo no afectarán al del otro.

  1. Botella o frasco para hemocultivo.
  2. Tubo de tapón azul.
  3. Tubo de tapón amarillo.
  4. Tubo de tapón rojo.
  5. Tubo de tapón verde.
  6. Tubo de tapón morado.
  7. Tubo de tapón gris.

La misión de la comunidad de los tubos

Bien, como te mostramos previamente, cada tubo según su código de color presenta distintos aditivos para obtener determinadas muestras. Pero no en todos los tubos que se utilizan para obtener plasma se pueden realizar los mismos exámenes clínicos y viceversa. Es importante, por lo tanto, saber que si te piden una muestra para antígeno prostático la debes depositar en un tubo con tapón rojo o amarillo y no en un tubo con tapón morado.

No dejes de leer:  Identifica y trata a tiempo la isoinmunización materno-fetal

Recomendados por la FDA para ser utilizados en determinaciones de banco de sangre y laboratorio de hematología.

Código de colorTipo de muestraExámenes realizables
AluminioSangre.Laboratorio de microbiología.
AzulPlasma.Pruebas regulares de tiempos de coagulación.
AmarilloSuero.Determinaciones en suero y química clínica.
RojoSuero, coágulo.Determinaciones de serologías y química clínica. La FDA lo recomienda para pruebas de inmuno-hematología como: agrupación ABO, grupo RH, anticuerpos, fenotipos de glóbulos rojos y pruebas DAT.
VerdePlasma.Determinaciones de químicas clínicas.
MoradoSangre total.

Tabla 1. Exámenes realizables en cada tubo según el código de color.

¡Se llevan los tubos a Isengard!

Sin duda que son bastantes y probablemente no llegues a utilizarlos todos durante tu práctica de pregrado. Por esto, debes familiarizarte con los principales que son el de tapón rojo, de tapón azul, de tapón morado y el frasco/botella para hemocultivo.

 Azul

Este tubo, como ya vimos anteriormente, es el que se usa para realizar pruebas regulares de pruebas de coagulación, que son las siguientes:

  • Tiempo de protrombina TP
  • Tiempo de tromboplastina TPT

Rojo

Este tubo se utiliza para infinidad de estudios de determinaciones de químicas clínicas, pruebas de inmunología y algunas pruebas especiales, como son:

  • Química sanguínea:
    • Glucosa.
    • Test O’Sullivan.
    • Nitrógeno ureico.
    • Creatinina.
    • Colesterol (total, HDL, LDL y VLDL).
    • Bilirrubina (total, directa e indirecta).
    • Transaminasa TGO.
    • Transaminasa TGP.
    • Fosfatasa alcalina.
    • Proteínas.
    • Albúmina.
    • Globulina.
    • Triglicéridos.
    • Ácido úrico.
    • Troponina.
    • CPK.
    • Electrolitos.
  • Pruebas de inmunología:
    • Hormona gonadotropina coriónica humana.
    • Serologías.
    • Proteína C.
    • Eosinófilos en moco nasal.
  • Exámenes especiales:
    • T3, T4 y TSH.
    • Prolactina.
    • Antígeno prostático.

Morado

  • Exámenes de sangre total:
    • Grupo sanguíneo.
    • Hemoglobina.
    • Hematocrito.
    • Recuento plaquetario.
    • Coombs directo.
    • Coombs indirecto.
    • Hemoparásitos.
    • Velocidad de sedimentación globular (VSG).
  • Exámenes de hematología:
    • Extendido de sangre periférico.
    • Recuento de reticulocitos.
No dejes de leer:  Las 5 rinitis más frecuentes

Después de este épico repaso, tanto tú como el interno que inició esta mañana con desgracias, tendrán las herramientas suficientes para conservar sus cabezas y tener una guardia memorable (o cuando menos sin castigos medievales).

Referencias Bibliográficas

BD diagnósticos sistemas preanalíticos. (2012). Recolección de muestras de sangre venosa, arterial y de orina. 1 (01), 8 – 18.

CLSI. (2011). Clinical Laboratory News. A New Approach to Quality Control, How Can Risk Management Help Labs?. 37 (11).

Laboratorios Britania S. A. (2011). Hemocultivos. 7 (03).

Laboratorios Laser ®. (2012). Manual de manejo de muestras. 1 (01), 23 – 31.

Última modificación: 29/11/2016, a las 14 hrs.